Desde Hormicon esperan un aumento en la inversión en obra pública que permita aumentar el empleo en la construcción

Alberto Squillaci, socio fundador de Hormicon realizó un balance del sector construcción en los últimos años. Aunque reconoce que fueron afectados- disminuyendo hasta en un 50% la mano de obra desde el 2016-, ve con optimismo el 2020, a raíz de los cambios que el gobierno de Alberto Fernández prometió. Proyectó que, sumado al apoyo constante que tienen desde
el nivel provincial, el empleo en el sector de pymes constructoras se mantendrá.

Expectativas

Tras la asunción del nuevo presidente de los argentinos, el empresario se mostró optimista sobre las oportunidades que trae el 2020. “Tenemos nuevas esperanzas, nuevos vientos con un pensamiento totalmente distinto de lo que es el sector de la construcción y las Pymes”.

El empresario recordó que, la perspectiva sobre la construcción en el gobierno macrista no estaba orientada a la vivienda social -en la que las pymes constructoras tienen una participación importante y , por consiguiente, se generan fuentes de trabajo- , sino a la promoción de créditos como el UVA que terminaron afectando a muchas familias. “Hoy las viviendas que se vendieron o los créditos que se dieron están con serios problemas de financiamiento”, afirmó.

A nivel provincial, destacó que gracias a la contribución de la provincia, las pequeñas y medianas empresas del sector se estuvieron manteniendo, porque “prácticamente son todas (las obras) de inversión provincial y algunas municipales”.

Para Squillaci, la gestión de Osca Herrera Ahuad le brinda la confianza de un gobierno que ya conoce las necesidades básicas y que trabaja con “equipos técnicos que evalúan constantemente el potencial de la tierra colorada y las principales necesidades de la población”, señaló.

Indicó que el enfoque de la provincia no está orientado a las obras “que se ven” como edificios, sino aquellas básicas y que generan desarrollo. “La gente tiene los beneficios de una obra enterrada, sabemos que todas las de saneamiento se traducen en salud”. “La expectativa es que no vamos a tener más caída en el empleo, sino darle más trabajo a la gente”. Precisó que el 50% del desembolso en una obra corresponde a los salarios, mientras que el resto se orienta a la compra de materiales.

Proyecciones en Posadas

Destacó la nueva gestión de Leonardo “Lalo” Stelatto, porque “le dio un gran aporte a la provincia desde esas pequeñas obras que son los puentes y conectan a pequeñas comunidades con ciudades hasta la transformación que hizo con Posadas desde Vialidad”.

En este sentido, indicó que Posadas es una ciudad “chata y extendida” donde los “servicios públicos necesitan mucho aporte. Es la ciudad que tenemos y no debemos olvidar que por la situación económica se han incrementado los asentamientos alrededor de la localidad y eso obliga disponer de mayores recursos en apoyo a esos espacios”.

Balance

El sector construcción fue uno de los más afectados por la crisis económica que atraviesa el país. Las Pymes de este rubro, tuvieron importantes caídas, especialmente en la generación de empleo. En ese sentido, Alberto Squillaci, señaló que en los últimos tres años la contratación de personal decreció en un 50%.

“Fue un año difícil para la economía local a nosotros, particularmente la construcción y como pyme, nos afectó mucho más, porque no nos permitió la generación de mano de obra que es lo que a nosotros nos mueve. Desde el 2016 comenzamos a reducirla cantidad de personas y pasamos de tener 750 a 310 empleados, al cierre de este año”, dijo.

Sin embargo, las perspectivas para el 2020 parecen romper con esta racha debido al anuncio del Gobierno Nacional de impulsar las obras públicas, sumado al trabajo ya conocido de las autoridades de la provincia, donde se impulsan las obras relacionadas a saneamiento
y necesidades básicas.

El especialista añadió “nuestra actividad es muy importante para el desarrollo de nuestras economías regionales porque yodo lo que se genera en obras vuelca en el mismo pueblo donde se está trabajando, porque los técnicos y el personal obrero es del pueblo, cobra allí y gasta allí y eso hace que haya un derrame en la economía de cada lugar”, recordó.

Caída de la obra pública

El presidente de Hormicon precisó que en los últimos tres años, desde Nación no se generaron nuevas obras, sino que se continuaron las que ya se habían licitado.
Dijo que las obras que sí se realizaron fueron a nivel provincial, “donde los fondos fueron disminuyendo por la coparticipación”, pero por lo menos tuvieron “una actividad a media”.
“Dependíamos mucho de los aportes nacionales y en los últimos tres años se redujeron todos los aportes desde Nación, ya sea en vivienda y en infraestructura básica (agua y cloaca) que solo quedaron en marcha las obras nacionales que ya habían sido licitadas en el 2015, como la del Arroyo La Chancha. Eso es todo lo que derramó la Nación en cuanto a infraestructura”,
afirmó el inversor.

Añadió que Misiones se dedicó a generar obras básicas para los pueblos, como escuelas, salas de primero auxilios, algunas comisarías, viales con apoyo de municipio y algunas de saneamiento que hizo con recursos propios.”La provincia suplió con sus propios recursos gran parte de la ocupación para la mano de obra y generación de puestos de trabajo”, afirmó.

Squillaci destacó la importancia del sector para generar desarrollo en otras áreas como la de empleo y salud.

“Cuando construís redes de agua y cloaca se traduce en salud. Le das bienestar a los habitantes y le restas gastos. La construcción pone en actividad más de 40 industrias básicas y derrama en cada pueblo donde se construye la obra y así se evita la deserción de los habitantes de algunos pueblos donde no hay otra actividad que la obra que pueda hacer el Estado”, afirmó.

Obras urgentes

Señaló la necesidad de créditos blandos para la inversión productiva. En cuanto a vivienda, explicó que es necesario un crédito más flexible. “Tenemos un instituto de la vivienda que es lo más ordenado que tenemos en el país y es un sistema de adjudicación y cobro más difícil y se puede suplir esa necesidad de crédito con el instituto, pero debemos pagarle porque sino se desfinancia”.

Nuevos proyectos

El empresario declaró que al estar diversificados entre obras públicas y privadas están aprendiendo a paliar los efectos de la crisis. “Las ventas particulares de las cosas que hacemos, hoy desde la provincia estamos vendiendo elementos premoldeados a Río Negro.
También hemos exportado elementos pretrensados al Paraguay y pensamos que si seguimos tecnificando la empresa, tendremos más expectativas de venta de la que tenemos hoy”