Turismomisiones.com y la estrategia para transformar una crisis en oportunidad

Al promediar el mes de marzo de 2020, la pandemia de coronavirus sacudía fuertemente a nuestro país, y los gobiernos de las provincias y de la Nación tomaban duras medidas restrictivas en el marco de una cuarentena decretada preventivamente con el fin inmediato de preparar al sistema de salud para lo que vendría y con el objetivo final y superior de cuidar la salud de la población ante la inminente expansión del virus por el país.

 

Este tipo de medidas, a todas luces necesarias, tomadas en la Argentina y en el planeta entero, generaron, en el turismo del mundo, la peor crisis de la que se haya tenido registro en la historia: el confinamiento de casi la mitad de los seres humanos en sus hogares y la suspensión internacional de los vuelos aerocomerciales provocaron como consecuencia inmediata un auténtico y nunca visto “apagón” de la actividad.

Contenido Relacionado

En tan solo 24 horas, cada compañía aérea, naviera o de transporte automotor de pasajeros, cualquier tipo de alojamiento en cualquiera de los continentes, cada emprendimiento de gastronomía, de excursiones, de ocio y entretenimiento en cualquier país del orbe, debió cerrar sus puertas, enviar a sus trabajadores a sus casas y ser atónitos testigos de cómo sus ingresos financieros desaparecían. Lo inimaginable acababa de ocurrir: el paradigma del turismo globalizado, masivo, diversificado que fungía como una de las herramientas esenciales del desarrollo humano se había hecho pedazos.


La necesidad de ponernos de pie


El golpe fue muy fuerte. En Turismomisiones.com observamos durante todo abril el panorama, que por otra parte, era absolutamente incierto: así como nadie imaginaba llegar a algo así, mucho menos se sabía cuándo podía terminar.

 

Mientras tanto, nuestras oficinas vacías, nuestro sitio web con escaso tráfico, nuestros teléfonos en silencio, eran situaciones que veíamos replicadas en todos los players del turismo misionero, un turismo experimentado, muy profesional  y preparado para un 2020 con fantásticas proyecciones de visitantes en la Tierra Colorada. Nada había salido como lo esperábamos.

 

 

Aún cuando lo que estábamos viviendo era desconocido e inabarcable por su dimensión, teníamos la convicción de que debíamos ponernos en marcha de alguna manera. La Campaña organizada en mayo por el Ministerio de Turismo de Misiones “Comprá hoy, viajá mañana” nos puso también en marcha a nosotros.

 

Nuestro mensaje a cada prestador hotelero y turístico de Misiones con el que entablamos la conversación fue claro: ante una situación de cero ingresos, con sueldos y gastos de servicios y mantenimiento que de todos modos había que seguir solventando, la única salida era generar ofertas fuertes y atractivas, con buenos descuentos por pago anticipado y con reservas con fecha de utilización abierta y políticas de cancelación flexibles, para que la gente pudiera disfrutar cuando la cuarentena se hubiera transformando en cosa del pasado.

 

El objetivo estaba puesto en generar ingresos en ese mismo momento, para poder achicar el drenaje de gastos y de esa manera paliar una situación difícil, Al mismo tiempo, buscábamos asegurarnos una porción del mercado que, cuando todo comenzara a flexibilizarse, ya tuviera decidida, comprometida y pagada su estadía en Misiones, como forma de anticiparnos a otros destinos del país que pugnarían por esos turistas llegado el momento.

 

 

Comenzamos el 17 de mayo, tibiamente pero con mucha convicción, con casi 20 ofertas de empresarios turísticos misioneros que decidieron acompañarnos en este camino, incierto. Cruzamos los dedos.


Resultados sorprendentes


Los resultados no pudieron ser mejores: el debut de mayo se transformó en un crecimiento de ventas sostenido y paulatino en junio, para explotar y crecer geométricamente a partir del mes de julio.

 

El confinamiento y la necesidad de tener planes y expectativas positivas para la post cuarentena por parte de un público ávido de salir y disfrutar, se fusionaron con todo el capital acumulado durante años de trabajo del turismo misionero: somos la Tierra Colorada, surcada por miles de cursos de agua, ríos majestuosos, saltos poderosos, selva, naturaleza, sol y lugares icónicos y maravillosos que representaron en el imaginario colectivo de quienes respondieron a nuestra comunicación todo lo contrario de aquello que  estaban viviendo y que querían dejar atrás.

 

El incremento de ventas se vio acompañado por un ensanchamiento de la oferta: cada semana más y más hoteles de toda la provincia fueron sumándose. Entendimos en esa ocasión lo importante que es para el turismo de Misiones poder lograr el equilibrio territorial, descubriendo y promoviendo cada uno de los rincones que tiene esta provincia en toda su extensión.

 

 

La monumentalidad de las Cataratas del Iguazú y la belleza inigualable de los Saltos del Moconá no estuvieron solos en esta oportunidad: desde Posadas a Andresito, desde San Ignacio a Eldorado, desde Leandro N. Alem hasta Dos de Mayo, pasando por el estupendo entorno obereño; todas, absolutamente todas las bellezas de esta tierra tuvieron su oportunidad de ofrecer uno o más atractivos, todas fueron objeto de interés, y lo más importante, generadoras de ventas, de reservas y de turistas.

 

Luego se hizo presente el turismo interno: los misioneros recorriendo y visitando  Misiones durante los fines de semana, con muchos cuidados y con el cumplimiento de estrictos protocolos que brindaron seguridad y prevención. ¿Un público que no solía recorrer lo que la provincia tenía para ofrecerle, o un sector turístico que sólo se preocupaba por la demanda externa? Tal vez eso ya no importe: si hay un cambio irreversible que ha dejado la pandemia en este 2020 es el encuentro definitivo entre los misioneros y las bellezas de su tierra.

 


Gracias por habernos elegido


A mayor movimiento, mayor oferta: continuamos incorporando nuevas alternativas, paquetes originales, cada uno con su estilo, personalizados, buscando que la visita a Misiones se transforme en una experiencia memorable.

 

Turistas de todos los departamentos de la provincia han depositado las expectativas de su viaje y de su disfrute en nosotros. A todos ellos, les decimos ¡Gracias!

 

Turistas de todas las provincias de nuestro país han hecho lo mismo, y han comenzado a arribar y seguirán llegando en los próximos días, para disfrutar, por ejemplo, alguno de los cuatro itinerarios de la Travesía de Selva y Esteros, en alguna de sus tres modalidades de viaje.

 

O para sumergirse en la Selva Misionera, una de las Siete Maravillas Naturales de la Argentina, con los Paquetes Cortos de Verano, como los son Termas y Saltos, Pura Selva, Gran Misionero, Dos Maravillas o Norte Misionero.

 

También vendrán en busca de uno de los episodios de naturaleza más importantes de la Argentina, los Esteros del Iberá, a poco más de una hora de viaje desde Posadas.

 

O realizarán la experiencia más completa de la Tierra Colorada como lo es el Gran Tour por Misiones.

 

A todos ellos, como así también a cada uno de los prestadores turísticos de Misiones que nos eligieron para promover y gestionar la venta de sus servicios, les hacemos llegar nuestro agradecimiento.

 

Porque sin cada uno de ellos, no hubiéramos podido revertir un contexto extremadamente adverso como el que nos tocó vivir, para transformarlo en un año también inolvidable por nuestro desempeño profesional y por el volumen de turistas que nos han elegido.

 

¡Feliz Año 2021!

 

El equipo de Turismomisiones.com

 

 

www.turismomisiones.com

Misiones Maravilla Empresa de Viajes y Turismo Leg. 16466

Facebook: /turismomisiones   Instagram: @misionesmaravilla

Comience a tipear y presiones Enter para buscar