Visión y perspectivas de Banco Macro para 2018

Escribe Gustavo Manriquez,  gerente general del Banco Macro

 

El Banco tuvo un muy buen desempeño alcanzando los objetivos que nos habíamos planteado. Es de destacar el fortalecimiento patrimonial logrado, así como los índices de liquidez y solvencia que están en niveles más que satisfactorios. Hay que tener en cuenta que el 2017 fue un año de reacomodamiento de la economía, de cierta incertidumbre debida al proceso electoral y de anuncios por parte del Gobierno de reformas estructurales que hoy son debatidas, consensuadas y sancionadas. Ante este panorama no hay que extrañarse que los agentes económicos hayan tenido una performance caracterizada por la cautela, y es de esperar una tasa de crecimiento pequeña pero positiva, rebote de la caída del 2016 y asociada, en la Argentina de los últimos tiempos, a los años en que hay elecciones. Nosotros hemos orientado nuestros esfuerzos hacia el interior del país, hacia las PyME´s, los agronegocios, los microemprendimientos y los hipotecarios, y nos ha ido muy bien.

Perspectiva para 2018

Mucho depende del rumbo que el Gobierno pueda imprimirle a la economía, afirmado como está en el éxito electoral de octubre, pero enfrentando una situación todavía muy compleja. Preocupan particularmente el déficit fiscal que es muy alto, la inflación que cuesta dominar, la consecuente velocidad del endeudamiento público, y un incipiente pero explicable déficit de balanza comercial que bloquea uno de los caminos más genuinos para que el país se haga de divisas. Los precios relativos siguen muy distorsionados, consecuencia en gran medida del descalabro que dejó el gobierno anterior. No obstante seguimos teniendo confianza en el país, en su gente y en sus recursos, y somos optimistas sobre el futuro inmediato.