Competitividad y nuevos modelos de negocios

Por Paula Andrea Fleitas (*)

 

La velocidad de los cambios exige velocidad de las decisiones,  y esas decisiones deben ser cada vez más asertivas, porque la decisión que no tomó usted seguro lo tomará su competencia, en eso y otras variables consiste el ser competitivos.

Es esencial conocer el entorno, liderar y gestionar colaboradores que sepan actuar en entornos de riesgos, ser flexibles y no tener miedo a la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Este escenario obliga a resolver problemas complejos con soluciones simples, potenciados por la digitalización y la tecnología.

En este contexto es necesario adaptar, mejorar, construir nuevos modelos de negocios que se adapten a estos cambios. Que significa todo esto? Que los nuevos modelos de negocio tienen y deben incluir tecnología sinó están destinadas a desaparecer, y el que primero se adapte a estos cambios está construyendo su futuro y la de su entorno.

Al menos se debe tener conciencia que el mayor agregado de valor está en estos negocios, y la opción es de cada uno al elegir estar en los que generan mayor margen y menores costos, versus las tradicionales que demandan mayor esfuerzo, costos y márgenes cada vez más pequeños,

GAFAM son las siglas de las empresas más valiosas del mundo: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft, y su mayor éxito es que están en nuestro día a día, las tomamos como hábitos y cambiaron nuestra forma de vivir, volviéndose masivas en poco tiempo y formando parte de la gente común, estando más presente en la vida de las personas que en las propias empresas.

Entonces, el análisis es cómo hacer de nuestras empresas, de nuestras pymes, se transformen en organizaciones exponenciales, es decir, si son exitosas en el modelo de negocio tradicional, en la realidad de hoy, cómo hacer que sobrevivan al modelo de negocio digital.

10 tips para innovar su Modelo de Negocio

 

  1. Contrate gente capacitada no sólo en innovación incremental, es decir aquella que trabaja por la mejora contínua, la que innova sobre lo que ya hay, la que es especialista y conoce el segmento, la industria o el producto al que usted se dedica, sino también profesionales para la innovación disruptiva, que es la que está fuera del segmento en el que usted actúa pero es igualmente genial para romper paradigmas y hacerle ver su realidad desde otra óptica.
  2. Gestione la dualidad: sin dejar de lado su modelo de negocio tradicional, que es el que sostiene el día a día de su empresa, tenga la capacidad de abrirse a nuevos modelos de negocios adyacentes al que ya tiene, siendo capaz de aceptar ideas que aporten más allá del negocio tradicional, y no dejar que los paradigmas creados anulen la creatividad. Esos nuevos modelos de negocios deben tener vida propia sin consumir recursos del negocio tradicional, para no correr el riesgo de matar la innovación.
  3. Focalice más sus esfuerzos en la experiencia del cliente: porque estamos atravesando una migración de la economía de bienes y servicios versus la economía de la experiencia. El negocio pasa cada vez menos por tener la propiedad de las cosas, y cada vez más a vivir la experiencia de uso (ej: tiempos compartidos, uber, airbnb, etc)
  4. Gestione el Big Data de tu empresa: aprovecha las predicciones que puedas hacer con los datos de tu empresa, en cuanto a tendencias de consumo, de uso, y monetizar esa información, utilizando las herramientas que ya existen a disposición, como las redes digitales.
  5. Invierta en seguridad informática: las empresas están cada vez más expuestas a ataques cibernéticos en sus diferentes formas, y no estar protegido ante estos riesgos puede causar un gran perjuicio a su empresa.
  6. Rodéese de gente mejor que usted: la máxima expresión del talento consiste en estar con personas mejor que uno, y gestionarlas de manera de formar un buen equipo competitivo. Ya que la mejor cualidad de un líder es conseguir que el resultado del equipo, sea mejor que la suma de las individualidades.
  7. Cuestiónese permanentemente lo que está haciendo: así puede darse cuenta a tiempo cuando debe cambiar, y no plantearse cambios en tiempos de crisis, porque ahí ya será demasiado tarde. Lo más peligroso para nuestro negocio no es el crecimiento o innovación de nuestro competidor, porque a él lo conocemos, lo más peligroso es la llegada a nuestro sector, de otras industrias diferentes, los llamados intrusos, ya que éstos pueden quedarse o sobrevivir mucho o poco, pero lo cierto es que transforman la industria para siempre. Ej: en la industria de la música, la digitalización, spotify, en la industria del turismo: trivago, despegar, en la industria telefónica: skype y whatsapp, etc.
  8. Elija pertenecer al segmento low cost o al segmento de alto valor agregado: son las 2 tendencias mundiales que evolucionaron en el mercado del consumidor, por lo tanto el término medio está cada vez más condenado a desaparecer, pudiendo ser el mismo mercado el que consume en ambos lados. Ej: comprar en el supermercado el jabón en polvo más barato, pero ir a la peluquería o tienda de ropas más cara de la ciudad, todo depende del valor que nosotros le damos a las cosas.
  9. Construya un equipo de trabajo para el éxito: un equipo capaz de enfrentar desafíos de cualquier tipo, porque se enfrentará a retos que todavía no existen, provocados por la velocidad de los cambios, y debe contar con personas lo suficientemente flexibles y preparadas para ello. Forme líderes capaces de gestionar equipos eficientes, delegue y prepárese para el cambio.
  10. Preste atención a las señales del mercado: el entorno continuamente da señales, solo que es difícil verlo si usted se queda en el operativo de su pyme, visualice el futuro en el cual tendrá que competir y prepárese para el escenario más negativo. Salga de su empresa, mire otros mercados más evolucionados que el suyo, haga pruebas piloto y prototipos.

Concluyendo, es bueno recordar que todas las empresas tienen dos grandes objetivos, la competitividad y la diferenciación, y si preguntáramos a cada uno de sus propietarios qué es más importante: la productividad o la competitividad? Con seguridad todos responderían la competitividad, pero la realidad es que todas las pymes están focalizadas en la productividad, que es la mirada interna de la empresa, y poco en la competitividad que es la mirada externa, la mirada del cliente, lo que valora y lo que está realmente dispuesto a pagar. En qué lado de la empresa está usted con su Pyme? En la productividad o en la competitividad?

 

(*) Gestión&Desarrollo – Consultora Empresarial

info@consultoragyd.com