Aumenta la confianza de las empresas misioneras y son más las que proyectan invertir y generar empleo

El segundo año de la era Cambiemos fue sin dudas mejor que el primero para los empresarios misioneros. Si 2016 estuvo marcado por una recesión que afectó a todos los sectores, profundizada en ciudades de frontera por la vuelta de las asimetrías en su máxima expresión, 2017 fue el año del comienzo de la recuperación. La demanda creció en casi todas las actividades, aunque de manera dispar, y con la reducción de la inflación volvió el crédito como motor del consumo. Sin embargo las altas tasas de interés que ofrecen instrumentos financieros como las Lebacs alejaron a los inversores de la economía real.

Esos factores se reflejaron en las encuestas que entre noviembre y diciembre de 2017 Visión Misionera formuló a los empresarios líderes de la provincia, la gran mayoría de los que respondieron hizo un balance positivo del año que termina y es optimista a la hora de hacer proyecciones para 2018. Casi un 40 por ciento de los más de cien empresarios consultados afirmó que en 2017 le fue bien; 37,1 por ciento, que le fue muy bien y 2,4 por ciento, que le fue excelente. Es decir que casi el 80 por ciento de los encuestados hizo una valoración positiva del año que termina. Del 20 por ciento restante, 14,5 por ciento se inclinó por la opción regular y poco más de 6 por ciento dijo que le fue mal.

A la hora de hacer estimaciones en relación al año próximo, también primó el optimismo. Un 67,7 por ciento de los encuestados confía en que el año próximo será mejor, 31,5 por ciento cree que le irá igual y ninguno de los consultados considera que le irá peor.

Tanto en la evaluación del año que termina como en las proyecciones de cara al año siguiente, la encuesta realizada a fines de 2017 arroja respuestas que denotan más confianza en el entorno económico que la versión realizada un año antes.

Vale recordar que en el suplemento Visión Misionera cerrado a fines de 2016, poco más de 61 por ciento de los empresarios había elegido una opción positiva (bien, muy bien o excelente) para evaluar ese año, mientras que en las encuestas realizadas sobre el cierre de 2017 ese porcentaje aumentó a 80.

 

Inversiones y empleo

Como consecuencia de esa confianza creciente, más de 51,2 por ciento de las empresas consultadas proyecta tomar nuevos empleados en 2018 y solo 27,6 por ciento estima que no lo hará. Los demás  todavía no tomaron ninguna decisión al respecto.

En materia de inversiones las proyecciones también son positivas: un 79 por ciento de los empresarios prevé algún tipo de inversión y solo el 13 por ciento afirma que no las hará.

La mayoría de los que sí invertirán, destinarán recursos a mejorar en infraestructura y tecnología, entre otros aspectos. Un dato llamativo es que 12 por ciento anticipa abrir nuevas sucursales, porcentaje que excede al doble del observado el año anterior para el mismo ítem.